domingo, 25 de marzo de 2007

Gracias pero no gracias: respuesta a "peor que ser negra"

Desde Medellin leo el articulo de Angela Lopez- Borrero dedicado a mi, a Isabelo Zenon y que me supongo se publica en conmemoracion del Dia de la Abolicion de la Esclavitud. En el la escritora habla de que existe una discriminacion de clase que hace que muchos blancos sufran una discriminacion peor que la de haber nacido negros.

Lei el articulo y quede profundamente perturbada. No supe ni se como asumir su dedicatoria, si como un elogio o como un nuevo ataque a un supuesto privilegio del cual gozo ahora, un supuesto exito al cual he accedido despues de multiples anos de esfuerzo y de haber gozado de mucha suerte, por que negarlo. O quizas si la dedicatoria funciona como un 'curarse en salud". Tal vez me atrapa mi paranoia... Solo me resta decir...

Angela, gracias, pero no gracias...

No creo que uno deba desacreditar o minimizar una discriminacion comparandola con otra. A fin de cuentas, ponerse a argumentar que un hombre falsamente discriminado como "abusador" a veces sufre mas que una mujer maltratada o que un blanco pobre sufre mas que un negro es comparar marginaciones que son, cada una y por derecho propio, reales y vindicables. Existimos en un mundo que intenta reducir su marco de privilegios a unos pocos y que, precisamente por eso, organiza una serie de marginaciones para crear metodos de exclusion. Hay exclusiones de raza, de clase, de orientacion sexual, de genero, de etnia, de nacionalidades, de capacidades o discapacidades. Creo que es un gravisimo error ponerse a comparar que marginacion es peor que otra- si ser negra o ser autista, ser dominicano o ser arabe o ser homosexual, o ser un homosexual arabe con discapacidades motoras que ser una blanca pobre que se siente peor que una negra... No terminariamos nunca de discutir , nunca de dividirnos, nunca de disipar ese sabor a cosa podrida en la boca que nos hace desconfiar de otros marginados. Es como sentarse a esa cena familiar donde las tias se ponen a discutir cual de todas es la mas enferma. Cual la mas jodida, cual la que merece mayor atencion. No me gustan esas escenas de pena y frustracion, de exigir validacion a costa del hermano, de la hermana de al lado. Creo que deben existir maneras mas saludables de hacer valer el dolor propio.

Otra cosa que me perturba es la disasociacion tan facil que propone este articulo entre clase y raza. Existen muchas caras de la pobreza- caras blancas, caras asiaticas, caras hidues, caras indias. Pero, por lo menos en este mundo en que nos toco vivir y segun las estadisticas que conozco, la mayoria de la gente negra ES POBRE. Son contadisimas los casos de negros ricos, inclusive de negros de clase media alta en Puerto Rico. Lamentablemente ,los estudios de raza son un tema que incomoda tanto que nisiquiera puedo ofrecer data para apoyar mi argumento. No existen estadisticas que midan la cantidad de negros ricos o de clase media alta en el pais. Nadie ha hecho ese estudio. Pero si hay datos de lo contrario. La mayoria de las carceles, hospitales psiquiatrico-forenses, residenciales y casas para deambulantes estan llenas de gente negra. Haga un google search y compruebelo usted misma.

Asi que la pregunta a hacerse (si es que una quiere insistir en hacer esa pregunta que, repito, plantea graves problemas acerca de la posibilidad de la solidaridad entre seres humanos) no es si es peor ser una blanca pobre que una negra, sino si es peor ser una blanca pobre que una negra pobre. Clase y raza van cogidas de la mano en la mayoria de las vidas de la gente que nace en sociedades post-esclavistas. Eso es asi, Angela. No se puede tapar con un dedo 500 anos de historia.

El clasismo es terrible, pero se vive de diferente forma si ser pobre va combinado con ser mujer y jefa de familia, por ejemplo, o con ser mujer, jefa de familia y negra. O ser jefa de familia, pobre y lesbiana, o ser pobre, jefa de familia, blanca y vivir en la ruralia. Repito, estar marginaciones se viven de manera diferente- no peor ni mejor la una que la otra. Seria interesante saber si esa diferencia une mas de lo que desune, si el conocer las distinas maneras de vivir la pobreza podrian juntarnos para poder todos juntos pelear contra ese mal que aqueja a mas del 75% de la poblacion mundial. A mi, por ejemplo me encantaria participar de una lucha como esa porque nunca me he sentido peor que una blanca. De hecho, mi interes siempre ha sido sentirme exactamente igual a cualquier otro ser humano y solidarizarme con su lucha para lograr aun mas igualdad entre todo ser humano.

1 comentario:

Hector-Luis Roman Maldonado-Kasprowicz dijo...

Excelente... Y yo que siempre me he preguntando si es posible explicar la historia general de un pais desde la simplicidad de la vida de gente comun.