miércoles, 11 de abril de 2007

YOLANDA ARROYO o la escritura como SUMMA


Yolanda Arroyo es una de las autoras noveles que más me entusiasma. Sus cuentos, elegantes y palabreros, perfilan mundos distantes e infinitos. Los personajes abarcan las más disímiles profesiones: pueden ser desde secretarias de agencias de construcción, hasta marineros, depredadores de la noche, niñas judías en los tiempos de Cristo o esclavas africanas antes de la abolición. Su manejo de mundos ilimitados me hace pensar en Sor Juana y en su afán por el conocimiento. De hecho, si algo reúne los amplios registros de Yolanda es ese afán por conocer los detalles del mundo, como si éste fuera una summa ( a lo summa teológica) de conocimientos que mostraran la ruta hacia la verdad. Sólo que la verdad en el mundo siempre es elusiva, siempre es engañosa y está más allá de la posibilidad del conocimiento.

En la clase graduada de Teología "Creer y Crear" ofrecida en la Universidad Central de Bayamón, oí decir a Yolanda: "De chiquita, esperaba al vendedor de enciclopecias Cumbre a que trajera el tomo de la semana a casa de mi abuela, que fue donde me crié. Era en ese tomo de enciclopedia donde me escondía del mundo. Así creció mi afán por la lectura y por el conocimiento. Sigo siendo esa niña que quiere conocerlo todo, dar con todas las respuestas entre las páginas de un libro. Allí encontrar " la verdad". A la vez, soy la mujer que cree que nunca va a dar con ella, y es esa sospecha lo que me mueve a escribir y a la vez me carcome por dentro."

Por eso me decidí a entevistarla. El concepto es simple, contestar unas 5 preguntas un tanto juguetonas para hablar de las maquinaciones internas de un escritor. He aquí el resultado del juego.

1- Si pudieras escribir con otro órgano que con la mano, ¿cuál escogerías?, ¿Por qué?

La boca. Creo que el mero acto de la oralidad provee a la boca como digno sustituto a la mano en caso de que estas faltasen. Además, la boca puede ser tan o más seductora que la mano y he visto como se rehabilitan muchos luego de accidentes que los privan de sus manos. La boca me brindaría la flexibilidad necesaria y la comodidad que se requiere para escribir .

2- ¿Qué libro estás leyendo ahora mismo? Leo “Sin sangre” de Alessandro Barricco


3- ¿A qué personaje de la historia te gustaría matar bien lenta y dolorosamente? A Hitler. Le echaría sal a cada una de sus heridas.


4- ¿Sobre qué tema no escribirías jamás? No sabría cómo escribir sobre el nazismo, sobre el exterminio judío. Aunque en términos de historia es un tema que me apasiona y me obsesiona, he intentado un cuento, y un relato medio novelle, pero ninguno se me ha dado. Es muy complejo y doloroso.


5- ¿Quienes te hubiera gustado que fueran tus padres literarios? Es decir, si pudieras casar a tal escritor (hombre o mujer) co
n otro u otra para que te pariera, ¿a cuáles dos escogerías? Sería la hija de Virginia Woolf y JM Coetzee.



2 comentarios:

Jara dijo...

Mayra... disfruto de tus preguntas! Esto no es un comentario, es más una sugerencia. El color azul de las contestaciones es un poco difícil de leer. ¿podrías hacer que contrasten un poco más? GRACIAS!!!!

Ëthel dijo...

Cuando me la presentastes en la Tertulia pensé que era tu hermana... besos Mayra, te veo en clase.