jueves, 27 de diciembre de 2007

Micro-crónica santurcina- HA MUERTO BENEZIR BHUTTO

Me levanto enojada esta mañana. Corro mis dos millas de rigor, me baño, doy teta. Mi marido, el periodista, canta sin parar. Odio el ruido en las mañanas. Lo odio. Odio las bocinas, las radios puestas,las televisiones prendidas en BBC o en Discovery Kids. Respiro profundo y me meto a bañar. Debe ser el malhumor de Nochebuena que me dura (compras, familia, bochinches, ansiedad) Debe ser que había luna llena en Navidad. Mi marido enciende la televisión mientras toma café y canta. Maldito ruido. No me deja pensar. Tengo que revisar una traducción de novela al inglés. No me gustan las primeras páginas. No quiero trabajar en nada literario. Quiero descansar. Descansar del ruido en la cabeza. Odio el ruido.

Una bomba estalla en la pantalla. Catorce muertos en Pakistán. Un atacante suicida se ha lanzado sobre una comitiva en la que viajaba Benezir Bhutto. Es el segundo atentado que sufre la ex-presidenta desde que regresó del exilio hace apenas tres meses. A mi me cae bien Benezir Bhutto. Recuerdo su cara color arena, su interés por hacer un gobierno más laico- el increíble valor de atreverse (ella, una mujer en tierras musulmanas y fundamentalistas)a gobernar un país altamente militarizado- altamente regido por la violencia.Pienso en Ghandi, pienso en Indira y en su abuelo. Pienso en Benezir Bhutto. Ella se salvó. Hubo un golpe de estado y ella se fue al exlio. Por allá vivió diez años. Mi marido para de cantar.

Boom, vuelve a estallar la bomba en la pantalla. Si, están confirmados. Han muerto catorce en el estallido. Ahora mi marido repite una y otra vez "¿por qué tú eres tan bella? ¿Por qué tú eres tan bella, ah princesita mía?" No es conmigo con quien habla. Es con Aidara, la recién nacida. Yo respiro profundo. Cuando se pega con esa cantaleta, no hay quien lo aguante. Puede estar horas apapachando a su hija- única hija y recién nacida- padre estrenándose, él también recién nacido sobreprotector, lleno de amor hasta los bordes, repitiendo lo mismo una y otra vez como un disco rayado. Mi marido es el exceso- pienso. No hay forma de contenerlo. Lo quiero, pero Señor, qué mucho jode- ¿Por qué tanto ruido? "- pienso. Odio el ruido.

Entonces grita- "La mataron".

Mataron a Benezir Bhutto.
Silencio.

2 comentarios:

Carolina Jordan Garcia dijo...

Tendría como once años cuando, mientras ojeaba una revista Vanidades, me encontré con una foto a página entera de un rostro que me llamó la atención: era una mujer con mirada de fuego vestida de virgen. Me interesé por la belleza de su rostro que, aunque no encajaba en el molde de las modelos del magazín, sí me era muy familiar: se parecía a mi mamá. Recuerdo que le mostré la imagen de esta mujer enigma. Me contó su historia y me dijo su nombre: Benazir Bhutto.
*
Veinte años después, estaba de visita en casa de mami cuando mataron a Benazir. Ella leyó la noticia en la pantalla del televisor. Le vi en el rostro su dolor; no de madre, sino de hermana. Se lamentó, me dijo que la admiraba. Yo añadí torpemente: “sí, salía en Vanidades.” Me miró con coraje y me espetó un “no soy tan morona como tú piensas.” Se fue con intenciones de no volver a hablarme en todo el día.
*
Esa primera vez que vi a Benazir Bhutto en la revista, me puse en la cabeza un paño de los que mami se ponía en los hombros y me examiné largamente en el espejo. Me encontré guapa y poderosa. Yo también podría cambiar un país, hacer cualquier cosa. Sí, había mujeres infinitamente más hermosas que las que usualmente salían en la Vanidades, pero no se dedicaban a posar. Eran mujeres que podían derretir una cámara. Eran mujeres con los ojos de mi mamá.

David dijo...

tanto jodieron hasta que la mataron. que hostia. tanto jodieron hasta que apagaron su vida de la manera mas cobarde. que hospera.

me duele porque siempre me hiera la violencia contra la mujer. hace falta un repudio mundial contra estos sucesos. ya basta de aniquilar mujeres.

Sin embargo, hay algo que nunca me quedo claro. Y creo que por ffin entendi que los periodistas no estan concientes de su publico. Cuando se dio la noticia en El Nuevo Dia, trataron por encima los cargos de corrupcion que pesaron contra Benazir Bhuto. Nunca ampliaron esos detalles que para mi eran cruciales para poder entender el espacio y el tiempo en que este asesinato se dio. se dice que a benazir la obligaron a renunciar a su puesto, en el que duro solamente un ano o dos, pero a mi no me cuadra este hecho con el "following" que ella tenia. que alguien me lo explique por favor.

David Caleb