jueves, 18 de diciembre de 2008

QUE HARIAS CON TU ULTIMO SEGUNDO

El la página de portada de El País” leo la noticia. El minuto que marcará el fin de 2008 tendrá un segundo más.

El segundo añadido del 2008 se decretó según un proceso complicadísimo . Dicho segundo se supone corrija una pequeña anomalía entre los relojes atómicos (los de mayor precisión por basarse en la frecuencia de una vibración atómica) y el tiempo astronómico, que se basa en la rotación de la Tierra. Los segundos intercalares (o segundos adicionales) se utilizan para mantener alineado el Tiempo Universal Coordinado (UTC) con las escalares astronómicas variables GMT y el Horario Universal (UTI).

Pero ha surgido un gran problema. Los científicos consideran que todo esto del segundo añadido crea mucha confusión y puede perturbar el funcionamiento de algunos programas informáticos. Y a niveles económicos y culturales, ni se diga…

La nueva medida tendría importantes repercusiones para Reino Unido, ya que la hora referida al meridiano de Greenwich (GMT) perdería su actual estatus internacional como la zona donde la hora local coincide con la hora universal por la que se regulan todos los relojes. Con el cambio, esta zona de hora o tiempo universal se iría desplazando al Este hacia París durante cientos de años antes de volver otra vez a Greenwich, localidad próxima a Londres. El cambio propuesto significaría también que por primera vez la hora oficial no estaría vinculada a la rotación astronómica de la Tierra. En vez de que los segundos, los minutos y las horas se regulasen por el tiempo de rotación de la Tierra, se medirían exclusivamente de acuerdo con las oscilaciones de átomos de cesio. También tendría consecuencias para los astrónomos, que tendrían que modificar el software operativo de sus telescopios.

Por ello, entre otras razones, la Unión Internacional de Telecomunicaciones de la ONU ha vuelto a insistir en la necesidad de eliminar esos segundos adicionales y propone, a cambio, añadir una hora cada seiscientos años aproximadamente.


Suena a ciencia ficción, pero es cierto. La Onu, los defensores del meridiano de Greenwich y los astrónomos del mundo andan batallándose el mando del tiempo.

Yo, por mi parte, voto por una vía más democrática y arbitraria. Considero que la Onu debe comenzar un sondeo via blog. Primero debe preguntar - Votas tu por añadir un segundo cada tantos años o por una hora cada seiscientos? Segunda pregunta- ¿cómo te gustaría que trascurriera el último segundo de tu 2008? Creo que sólo este sondeo le haría honor al tiempo. A esa arbitraria ficción.