viernes, 3 de abril de 2009

AL FIN- FOTOS DE HOMENAJE CARLOS FUENTES






Yo misma me lo creí del todo. Que estuve en México para el homenaje a Carlos Fuentes. Que desayuné con Nélida Piñón, conocí al Gabo, conversé con el homenajeado. Que Luis Rafael, maestro y mentor, me prestó $100.00 cuando el Banco pensó que me estaba robando la identidad a mí misma y me trancó la ATH. Tampoco me lo creí mucho cuando con mis propios dedos saqué la foto más importante de la jornada,una en la de Luce López-Baralt, diva internacional de los estudios de aljamiado- posa junto a la famosísima Tongolele.

Sí señores, les juro que no me lo invento. Luce, la exquisita, la que tiene incunables de Fray Luis de León y alfombras persas en su casa, no se emocionaba mucho con lo que estaba pasando. "¿Te saco una foto con Carlos Fuentes?- le preguntaba. Ya tengo varias- me conteestaba. "¿Y con Gabriel García Márquez?" "Ehhh, no lo quiero molestar otra vez". Pero cuando Luis Rafael Sánchez, en un momento de complicidad total, me susurró mientras Carlos Fuentes recibía la Medalla de la Cuidad de México- "¿Ves a esa que está ahí? ¿Adivina quien es?" y yo , dudando de mis recuerdos de niña que quería ser vedette casi le grito "Tongolele!!!" Luce salió corriendo, "Dónde, dónde?. Pidió que le tomaran esta foto que reproduzco para los fans de Luce, del aljamiado y del vedettismo mexicano. Primicia absoluta en "lugarmanigua"

3 comentarios:

José H. Cáez Romero dijo...

Aaaaaaaaaaaaaaaaaahhhhh, me mató la foto de Luce con Tongolele, yo quieroooooo!

lucille dijo...

Me encantaron tus comentarios y la foto. Es de historia...

Anónimo dijo...

¡Qué lindas fotos, gracias! Yo también de niña, disfruté con Tongolele... En Santo Domingo traían sus películas al cine Independencia y pasaban las viejas por La Voz Dominicana, canal de televisión propiedad del hermano de Trujillo (ahí también ví "Novio a la vista", de Berlanga, qué tiempos). Qué bien se ve don Luis Rafael, a quien conocí en Boulder cuando estudiaba, no le pasan los años. Muy generosa persona, sí señor,además de buen amigo de mi primo G. Arzeno. Carlos Fuentes se ve muy bien, con sus canas elegantes y actitud positiva, ya es hora de que le concedan el Nóbel, que ya está bueno, a los suecos que se dejen de pendejadas, pues aunque don Carlos no lo necesite, le quedará bonito. He dicho.